Qué es Nueva Oportunidad

La mayoría de las políticas que se ensayan para contener a los jóvenes suelen tener un sesgo punitivista. Prevenir, incluir, abrir las puertas del estado para que ingresen los jóvenes no parecía ser hasta ahora una alternativa para desarmar un espiral de violencia que en Rosario mostraba su rostro más duro ya que la mayoría de los homicidios tenían como víctimas a jóvenes pobres de barrios humildes.

El Nueva Oportunidad surge como una experiencia innovadora, una política pública no estatal sino social, porque está hecha entre el Estado municipal, el provincial y las organizaciones e instituciones sociales. Todos son protagonistas de este cambio real donde no hay solo un estado benefactor que distribuye recursos o presenta programas sociales, sino que hay una sociedad comprometida y un Estado dispuesto a quebrar este círculo perverso de la exclusión y la pobreza.

Se trata de una revolución que busca una transformación integral, porque la pobreza no es sólo económica, es también educativa, de oportunidades, es estructural y simbólica y para modificarla es necesario un trabajo articulado entre el Estado —con sus estructuras y recursos— y el trabajo social de las instituciones y organizaciones diversas que le dan riqueza, solidez y fortaleza. En el Nueva Oportunidad nadie puede sacar ventajas, la ventaja queda para los jóvenes que están involucrados y eso es lo que hay que potenciar. Hace poco más de 5 años comenzó este trabajo junto a 300 jóvenes en Rosario y hoy con el impulso que le da toda la sociedad son más 17 mil jóvenes en toda la provincia.

Unidades Productivas

La mayoría de las políticas que se ensayan para contener a los jóvenes suelen tener un sesgo punitivista. Prevenir, incluir, abrir las puertas del estado para que ingresen los jóvenes no parecía ser hasta ahora una alternativa para desarmar un espiral de violencia que en Rosario mostraba su rostro más duro ya que la mayoría de los homicidios tenían como víctimas a jóvenes pobres de barrios humildes.

El Nueva Oportunidad surge como una experiencia innovadora, una política pública no estatal sino social, porque está hecha entre el Estado municipal, el provincial y las organizaciones e instituciones sociales. Todos son protagonistas de este cambio real donde no hay solo un estado benefactor que distribuye recursos o presenta programas sociales, sino que hay una sociedad comprometida y un Estado dispuesto a quebrar este círculo perverso de la exclusión y la pobreza.

Se trata de una revolución que busca una transformación integral, porque la pobreza no es sólo económica, es también educativa, de oportunidades, es estructural y simbólica y para modificarla es necesario un trabajo articulado entre el Estado —con sus estructuras y recursos— y el trabajo social de las instituciones y organizaciones diversas que le dan riqueza, solidez y fortaleza. En el Nueva Oportunidad nadie puede sacar ventajas, la ventaja queda para los jóvenes que están involucrados y eso es lo que hay que potenciar. Hace poco más de 5 años comenzó este trabajo junto a 300 jóvenes en Rosario y hoy con el impulso que le da toda la sociedad son más 17 mil jóvenes en toda la provincia.

#Noticias
1.200
jóvenes participan de la red de más de 100 espacios y actividades en toda la ciudad, desarrollándose simultáneamente en organizaciones sociales e instituciones del Estado.
21
grupos de Bachillerato Nueva Oportunidad para acompañar el cursado de la educación secundaria de manera virtual.
46
unidades productivas de diferentes rubros, incluyendo a 400 jóvenes con su producción.
Ejes de trabajo
CERRAR
Contacto