Área de Educación

 
 

Otro de los objetivos de la DGNO es el acceso a la escuela secundaria en territorios y contextos complejos. A través de una alianza sinérgica entre diferentes actores sociales, se constituyó el Bachillerato Nueva Oportunidad, con el objetivo de acompañar trayectorias educativas para la culminación del nivel secundario en la modalidad virtual, pero alojando a las y los jóvenes en grupalidades.

 

Este dispositivo está formado por la articulación entre la Plataforma Educativa del Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe; el EEMPA N° 1330 en su modalidad virtual; la Dirección de Imprentas y Publicaciones de la Municipalidad de Rosario; la asociación civil NODO TAU y el Equipo de Acompañamiento de Nueva Oportunidad que articula las diferentes dimensiones del proceso educativo.

 

El EMMPA N° 1330 garantiza la estructura educativa (docentes, propuesta educativa, validación de título), el NODO TAU reduce la brecha de acceso a la tecnología para el cursado armando “islas digitales” barriales, garantizando su mantenimiento y la formación en nuevas tecnologías de las y los referentes y jóvenes; la imprenta municipal aporta materiales impresos para el cursado y la dupla pedagógica conduce el proceso de armado de grupo y coordinación del espacio.

 

Si bien la DGNO tiene un rol de articulador o enlace entre situaciones de informalidad y estructuras tradicionales que ofician como garantes de ciertos derechos (el trabajo formal, la escuela), se observa que en muchos casos no se logra incluir a las y los jóvenes en ámbitos alejados de su pertenencia e identidad.

 

Es por ello que trabajamos el desarrollo de nuevas institucionalidades constituidas en los espacios que ya son reconocidos por las y los jóvenes y sus familias como lugares de encuentro y participación en sus barrios.

 

No se trata de llevar o de guiar a la o el joven del barrio al trabajo o del territorio a la escuela, como si fuera un pasaje de lo no realizado al lugar “oficial” de la garantía de derechos ciudadanos, sino que se trata de desarrollar un trabajo y una escolaridad que reconozca las dinámicas y situaciones sociales en las cuales constituyen su identidad, su pertenencia.

 

Otra de las líneas de acción del área educativa tiene que ver con la generación de espacios de discusión y formación con acompañantes, docentes y referentes barriales, es decir con aquellas y aquellos que construyen cotidianamente cada una de las líneas de trabajo del Nueva Oportunidad.

 

Existe un saber-hacer con las y los jóvenes que es el resultado de un proceso histórico, social, coyuntural que se manifiesta en la identidad de las y los sujetos con prácticas de fuerte contenido barrial.

 

Este accionar puede potenciarse a partir de un proceso educativo que haga lugar a su práctica y a estos saberes.

 

Las y los acompañantes son actores clave del proceso y se las apañan para hacer frente a las dificultades que las y los jóvenes y sus familias presentan.

 

Esa capacidad de «estar ahí » para las y los jóvenes, ese “estar” y no de cualquier modo, es un “estar ahí” proponiendo siempre una alternativa a las redes ilegales o un descanso sin juzgamiento para cuando la ira golpea.

 

En este sentido, es importante generar espacios de discusión y formación política académica que potencie el espíritu crítico, repensando una realidad estructurada desde posiciones de desigualdad social y construyendo nuevos vínculos desde la igualdad, solidaridad y la justicia social.

 
Qué es Nueva Oportunidad
Área de Anclaje Territorial
Área Socioproductiva
Cifras